Inicio

El Hostal Lili es una de las longevas viviendas de la calle Amargura, el barrio más antiguo de la Ciudad, posee altas ventanas con balaustres de madera elaborados artesanalmente, puertas de Cedro adornadas con hileras de clavos redondos, espaciosa sala y comedor, amplio patio de losas de barro desgastadas por el tiempo. Es una de las típicas casas del Período Colonial que se han conservado pese al transcurso de los años y mantiene su estructura original con sus anchas paredes de mediados del siglo XVIII y tejados con aleros salientes. Se vive aquí la atmósfera de antigüedad, encanto y romanticismo que envuelve al Centro Histórico de la Villa.
En las terrazas del inmueble se tiene acceso a excelentes vistas del poblado, el Mar Caribe y las Montañas del Escambray, puede tomar el sol o disfrutar de la brisa bajo la sombra de centenarios arboles de mango.
No obstante a su ambiente colonial, los huéspedes cuentan con la comodidad de la vida moderna en sus cuatro habitaciones dobles, climatizadas, con baño privado, agua fría y caliente las 24 horas, ventiladores, TV, mini bar y ventanas al exterior. Se brindan servicios de gastronomía, cocteleria cubana y lavandería.
Lili y Gustavo se encuentran disponibles en todo momento y habitan la casona junto a su hijo Cristian formando una familia de 3 personas que garantiza la tranquilidad de su estancia. Ubicados a solo 200 metros de la Plaza Mayor se camina fácilmente hasta los principales museos y centros nocturnos de la zona. La terminal de ómnibus es también cercana al igual que los puntos para tomar transporte hacia la playa, el Valle de los Ingenios o las Montañas. Se cuenta con mapas-guía del territorio de forma gratuita.